Proyecto de remodelación del conjunto de equipamientos Vil·la Urània con Lunawood

El proyecto de ampliación y renovación, realizado por Sumo Arquitectes y Yolanda Olmo, se hizo con el reto de dar una nueva vida a la Vil·la Urània con el mínimo consumo energético y un bajo impacto ambiental, ya que el edificio se vio afectado por el crecimiento urbano del entorno.

La Vil·la Urània es una pequeña residencia de finales del siglo XIX que fue el hogar del reconocido astrónomo Josep Comas i Solà. La villa es uno de los últimos ejemplos urbanísticos existentes de lo que fue en su día el barrio del Farró en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi en Barcelona. La re-densificación del barrio a lo largo del siglo XX dejó el edificio y el pequeño jardín circundante encajonado entre dos imponentes medianeras. El nuevo Complejo de Equipamientos asume el reto de dar una nueva vida en la villa y los jardines existentes y lo incorpora a un edificio de nueva construcción.

El edificio, una vez rehabilitado, se convierte en un punto de encuentro, un espacio diáfano polivalente equipado para poder realizar actividades de todo tipo tal y como requiere un equipamiento de este tipo.
Con más de 3200m2, destaca por el uso de espacios intermedios, climatizados de forma natural, cerrados por una gran fachada formada por varios filtros superpuestos que se adaptan a las condiciones exteriores, proporcionando una fachada vegetal que acompaña a los usuarios en todas sus actividades. 

La remodelación destaca por la utilización intensiva de materiales de bajo impacto ambiental, rápidamente renovables y de origen reciclado: estructuras auxiliares y carpinterías de madera, muros cortina mixtas de madera-aluminio o aislamiento de cáñamo entre otros. En este caso, la madera termotratada Lunawood ha sido la protagonista con las diferentes tarimas exteriores, ayudando así a la sostenibilidad del edificio.

Como resultado, el complejo de equipamientos Vil·la Urània ha sido concebido como un edificio de consumo energético casi nulo (NZEB). Su consumo de energía es muy bajo y gran parte de la energía necesaria se produce en el propio edificio. Y por último, el conjunto dispone de certificación energética A y cerificación LEED platinum para el edificio terminado.

Más información de los suelos de madera Lunawood


Fotografía realizada por Aitor Estévez
 

Aviso

Aviso