Iroko

Denominación científica: Clorophora excelsa Benth.&Hooff.; C. regia A. Chev

Procedencia geográfica: África

Descripción

• Albura: Blanco amarillenta.
• Duramen: Marrón amarillento que torna a pardo rojizo con la luz
• Fibra: Recta, con frecuencia ligeramente entrelazada
• Grano: Medio a basto

Impregnabilidad

• Albura: Impregnable
• Duramen: No impregnable

Mecanización

• Aserrado: Sin dificultades salvo cierta abrasividad de depósitos calcáreos que contiene
• Secado: Medio a lento. Riesgos pequeños de deformaciones y fendas
• Cepillado: Relativamente bien, salvo por su abrasividad y por el riesgo de repelo cuando presenta fibra entrelazada
• Encolado: Problemas con las colas de caseína
• Clavado y atornillado: Sin problemas
• Acabado: Tiene taninos que pueden inhibir el secado de barnices oxidantes, como los poliuretanos u otros

Propiedades físicas

• Densidad aparente al 12% de humedad 650 kg/m3 madera semipesada
• Estabilidad dimensional - Coeficiente de contracción volumétrico
0,36 % madera estable
- Relación entre contracciones 1,57% sin tendencia a deformarse
• Dureza (Chaláis-Meudon) 3,9 madera semidura

Iroko

Propiedades mecánicas

• Resistencia a flexión estática 955 kg/cm2 • Módulo de elasticidad 105.000 kg/cm2
• Resistencia a la compresión 540 kg/cm2 • Resistencia a la tracción paralela 800 kg/cm2

Iroko

Observaciones

• La albura es recomendable no utilizarla.
• En algunas zonas, y de forma errónea, la llaman Teka
• Al aserrarlo, presenta coloraciones diversas que se igualan posteriormente