Áreas con productos de  Gpar

Tarima de madera maciza GPAR

GPAR, un suelo para toda una vida.

El suelo es uno de los principales elementos en el diseño interior. La selección de maderas frondoses, tropicales y asiáticas es muy amplia, ofreciendo muchas alternativas y posibilidades interesantes.

Esta fabricada con elementos de última tecnología de acabdo U.V.; es por ello que repele la mayoría de los líquidos domésticos y son muy fáciles de mantener.

Machiembrado por los cuatro cantos con un microbiselado para crear una ranura en V entre las tablas. El barniz satinado realza la variedad del tono natural de cada especie.

Roble

Madera frondosa, con una densidad de 670-770 kg/m3, de gran elegancia y vistosidad. Su color marrón amarillento, su hermoso dibujo de veta y nudos le da a las estancias una apariencia que nos recuerda a las antiguas casas señoriales.

Hard Maple

Madera frondosa de color claro, la veta es sutilmente ondulada y con una densidad media de 609 kg/m3. Su principal característica es su gran resistencia a la abrasión y al desgaste, lo que lo convierte en un suelo muy apreciado.

Haya

Madera frondosa cuyo color varia de un blanco anaranjado a un rosado más o menos intenso. La madera es semidura (densidad 690-710-750 kg/m3) y soporta bien el desgaste. Ideal para cualquier tipo de decoración.

Cumarú

Madera tropical procedente de Centroamérica, es una opción exótica; sus tonalidades varian entre el amarillo pardo y el pardo rojizo, y junto a su extrema dureza (densidad 1070 kg/m3), proporciona esa diferenciación tan deseada.

Tauarí

Madera tropical de Amércia del Sur con una densidad de 620 kg/m3, también llamado ''el roble de Brasil'', es de color crema o blanco crema, con un tono rosado o amarillento que da juego a múltiples opciones en decoración combinando perfectamente con cualquier tendencia de mobiliario.

Sucupira

Madera tropical procedente de los tropicos de América del Sur y de gran dureza (densidad 915 kg/m3), es una perfecta opción para aquellos que buscan exclusividad. De un color que va entre pardo oscuro y pardo rojizo, con finas estrías de colores más claros nos proporciona elegancia, suavidad y confortabilidad.

Ipé

Madera tropical, clasificada de gran dureza (densidad 1050 kg/m3), de un color entre pardo aceituna oscuro y con tonalidades amarillentas, un color parecido a un amarillo verdoso. Puede presentar finas vetas pardas dando un aspecto de sobriedad al mismo tiempo que modernidad en todos aquellos lugares de casa donde lo instalemos.

Tatajuba

Madera tropical de América del Sur, también conocida como ''el Iroko de Brasil'', se presenta como una opción exótica y elegante. Es de color amarillento que con el tiempo y la exposición a la luz va oscureciéndose hasta acercarse al marrón oscuro. Se trata de una madera dura con una densidad de 800 kg/m3.

Jatoba

La tarima de Jatoba, és por su dureza (densidad 955-970 kg/m3), uno de los mejores suelos. La superficie, excepcionalmente dura, tolera perfectamente el desgaste y los golpes. La madera es de color marrón - rojizo. Para la fabricación de la tarima se usa solamente la parte central del tronco lo cual hace que el dibujo de las vetas sea muy variado.

Teka

Madera tropical de densidad 650-680-750 kg/m3, procedente de plantación, es un suelo muy exótico de madera noble, cuyo color amarillento es apasionante y las variaciones de sus tonos dotan de un ambiente especial a los interiores. A medida que pasa el tiempo, el color va oscureciendo y reafirmando su carácter con líneas oscuras.

Solicitar información sobre esta marca


Aviso

Aviso